Open de Tenis de Madrid. A cara de perro.

Me gusta el tenis, como me gustan otros deportes. Soy deportista y me gusta ver deporte además de practicarlo. Yo era muy fan de ir al Open/Master de Tenis de Madrid, pero dejé de ir por varias razones que, juntas, formaron una bola de indignación imposible de tragar.

La Caja Mágica se construyó en San Fermín, uno de los barrios más pobres y estigmatizados de Madrid, situado en el distrito de Usera. Entre los muchos y engolados discursos que se dieron en torno a la magna construcción de Dominique Perrault, el de disfrazar la millonaria inversión de “operación para el reequilibrio territorial” fue de los más repetidos. Colocar allí aquello suponía dignificar un espacio que hasta ese momento había sido un vertedero. Se suponía que la actividad cotidiana de la escuela de tenis y la extraordinaria de los torneos y conciertos iban a suponer una revitalización del barrio.

Pero llegamos a nuestro primer master de tenis y lo primero que vemos es que con tu entrada no puedes salir del recinto y volver a entrar. Eso nos obligaba a consumir dentro del recinto durante todo el día agua y víveres en lugar de salir a los bares de la zona, por lo que al año siguiente decidimos ir con bocadillos. Pero al año siguiente prohibieron también entrar con bocadillos y agua. Te registraban las mochilas a la entrada y tiraban a la basura todo lo que fuera comestible. Teníais que haber visto las maniobras para camuflar los sandwiches en la ropa, especialmente en la de los niños, porque los vigilantes de seguridad no los cacheaban -tampoco tenían autorización para cachear a un menor si el padre o la madre no lo permitía- y pasaban dentro mientras nos registraban a los mayores. Aquello a los críos les divertía, la verdad.

También conseguimos burlar la vigilancia lanzando mochilas enteras llenas de comida hacia arriba, en vertical, desde el parque del Manzanares hacia la pasarela de acceso, una vez pasados los controles de seguridad. ¿Por qué tanto empeño? ¿Era seguridad lo que se garantizaba impidiendo el acceso con unos sandwiches? No. Era el negocio de los puestos de comida basura a precios de aeropuerto. Habías pagado más de 20 o 25 euros por entrada y a eso había que añadir 4 euros más por un perrito caliente de infame calidad y dos euros o tres por una botella de algo para beber. No podías comprar refrescos de una marca porque el grupo rival había pagado un dineral en patrocinios por la exclusividad del suministro.

Aquí mi amiga Marisa y yo exhibiendo el tupper como un trofeo, un triunfo sobre la seguridad de la Caja Mágica.

Aquí mi amiga Marisa y yo en 2010, exhibiendo el tupper como un trofeo, un triunfo sobre la seguridad de la Caja Mágica.

¿Quién gestionaba (y gestiona) este desastre? La empresa municipal Madrid Espacios y Congresos. Que por cierto ofrecía a sus “vips” un pantagruélico cátering gratuito que conocimos por la narración del mismo que hacían algunos amigos invitados al banquete.

Es decir, que el Ayuntamiento que había gastado millones de dinero público en la construcción de una instalación para los JJOO pero justificada en la necesidad de revitalizar un barrio deprimido, convertía el recinto en una burbuja aislada del entorno al que pretendía revitalizar dejando a los comerciantes y bares de la zona con tres palmos de narices, igual de solos y estigmatizados que estaban antes de la inauguración de la dichosa caja. Mientras, comiendo a cara de perro, los vips que ni siquiera habían accedido a la Caja Mágica por el barrio de San Fermín -no vieron sus calles, sus casas, sus vecinos- se hinchaban de comer gratis habiendo entrado ya gratis a los partidos que podían ver en localidades preferentísimas pagadas por los muchos aficionados que sí abonábamos entrada, y que teníamos que pasar la comida escondida como si fuese la más peligrosa y prohibida de las sustancias.

A eso le sumamos que las instalaciones estuvieron vetadas a los vecinos durante años; que las pistas de pádel desaparecieron para dejar espacio a HRT que se ha pirado dejando un pufo de 800.000 euros; que tardaron una barbaridad en reponer las pistas de pádel dejando sólo la mitad de las que había antes; que la escuela de tenis apenas existe; que se cierra toda actividad un mes antes del open; que ya no hay piscina ni sauna ni baño turco ni yakuzzi de acceso público como había antes de que la escudería de F1 hiciera su famoso “sinpa“; que todo esto ha sido un timo de proporciones fabulosas al que sólo le ha faltado el trabajo esclavo como en época de las pirámides… Y ahí tenéis mi bola de indignación. Imposible de tragar.

La pobreza en San Fermín es lo normal. No hay ricos en San Fermín. Pero eres más pobre cuando vives delante de un escaparate de lujo como la Caja Mágica.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

12 pensamientos en “Open de Tenis de Madrid. A cara de perro.

  1. Beth dice:

    Plasplasplasplasplas…. Aplicable a la Caja Mágica y en general, a muchos grandes eventos deportivos, donde, además de ver deporte, estás condenado a ser saqueado vilmente por los puestos de comida infecta patrocinada y a restricciones absurdas de acceso.

  2. Beth dice:

    Solo apuntar que en Alemania, ver un partido de fútbol cuesta 10 euros, que en Argentina, los campos están rodeados de puestecillos de gente que se gana la vida con choripanes y otros manjares (no basura) y que así pueden sobrevivir. Que en muchos países, la entrada a deportes “no mayoritarios” es gratuíta, para promocionarlos, y que esas entradas que no se cobran se compensan con el dinero de los patrocinadores, en lugar de usar ese dinero para ponerse como el tenazas.

    • Teresa Amor dice:

      Gracias, Beth! Se me ocurre que esos datos podrían formar parte de una sección permanente en las páginas de los diarios deportivos (o en las páginas deportivas de los diarios generalistas), igual que aparece la cotización de las bolsas, de las monedas, del oro, etc. Imagina todos los eventos deportivos que cada día acontecen en el mundo, y pon en una tabla el precio de las entradas, el precio medio, el más alto y el más barato; el precio de la comida dentro del recinto, el precio de la misma comida fuera, y si se puede o no salir del recinto. Yo lo que digo es que si estos señores que llevan la gestión de la Caja Mágica son tan liberales y creen en la mano invisible del mercado, que dejen a la gente salir y entrar para que visiten los bares de San Fermín y me digan si les gustan más las tapas de fuera o de dentro de la Caja Mágica. Igual resulta que la mano invisible funciona de verdad y les daba un buen guantazo.

  3. […] Open de Tenis de Madrid. A cara de perro […]

  4. mariano rajoy dice:

    no pasa nada, volved a votar al PP o al PSOE, jajajajajajaja

  5. Jeronimo Ramos dice:

    Gracias por tu comentario y tu información. Soy vecina d San Fermin, y la verdad es q no sabia nada d todo esto ya q desde el primer momento la caja mágica ha sido una burbuja q ha preferido excluir a los vecinos, mejor q no nos acerquemos por allí…… Las clases d tenis para nuestros hijos prohibitivas por su precio, la piscina tenías q ser socio, han preferido cerrarla antes q ofertar cursos o su uso x libre, en fin como si no existiera la caja mágica para nosotros.
    El primer año se veía movimiento en los bares, tiendas d comida y bebida fresca…… Bueno por lo menos el incordio viene bien para el barrio, mas limpieza, mas vigilancia, mas policía….
    Pero este año…. Ya no ha habido esa limpieza exhaustiva antes del evento, no se ven las terrazas llenas con desayunos etc. Sólo nos ha quedado coches en doble fila, calles cortadas y no poder aparcar nuestros coches.
    Indignación? Dímelo a mí.
    Un saludo

  6. Para protestar por esta situación, los vecinos del Barrio de San Fermín y alrededores junto con las agrupaciones deportivas de la zona tenemos MANIFESTACIÓN mañana a las 12.00h al lado de la Caja Mágica para exigir su uso social:
    http://aavvsanfermin.blogspot.com.es/2014/05/manifestacion-deporteBase-CajaMagica.html

  7. dersu dice:

    deporte y cultura, las dos grandes excusas que el rey de copas y sus corifeos han utilizado para imbricar espantaña en el mayor arbol de corrupción que posiblemente haya visto este planeta.
    analizadlo, deporte y cultura, dos cosas que deberían ser, digamoslo así, personales, explotadas por psicópatas de toda calaña para robarnos y aborregarnos. y aquí nosotros alegres admirando a multimillonarios tocapelotas, cantamañas y juntaletras, mientras ellos se lo llevan crudo y en camino destruyen el pais, justificando olimpiadas,eurocopas, becas por deporte, premios principe de asturias, goyas y eurovisiones. señores, tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos.

  8. gerarf dice:

    La única solución es no ir. Ni aventuritas ni todo ese esperpento. Pero la gente se valora tan poco a si misma que…mejor me callo. Yo era un enamorado del futbol, pero ahora me da lástima ver como seguimos el juego como borregos. Y cuando digo juego no me refiero al partido. Nos falta dignidad.

  9. beatriz dice:

    Solo voy a centrarme en el flaco favor que has hecho al barrio de san fermin con tus comentarios. Vivo justo al lado de la caja magica, no en las viviendas de realojo ni en los pisos de 40 millones d las antiguas pesetas, si no en los del ivima (como ves hay de todo). Vivimos en un barrio obrero, ni pobre ni deprimido. Como en todos los barrios de madrid hay todo tipo de gente. Pero ya q reivindicas lo caras q te salen tus bebidas y comidas en tu dia de tenis, podias haberte centrado un poco mas y haber hablado de los problemas q la gente normal del barrio tambien sufrimos. Aparcamientos sobre todo. La caga magica no fue un proyecto para revitalizar el barrio…..no hacia falta. Fue un proyecto para las olimpiadas que después no yego a buen puerto, por razones obvias. Asique si quieres, como todos, quejarte de la geation de la caja magica por favor no lo hagas podiendo de escaparate a un barrio segun tu “deprimido”

  10. […] que ha habido cierto interés con este post mío de hace un año; en gran medida, gracias al retuit de Antonio Martínez Ron, indignado como yo por […]

  11. PepeLuis dice:

    Vivo por la zona, calle Fiteros, a todo esto que dices hay que añadir coches de super lujo aparcados en los pasos de peatones, vale, no es para tanto, pero jode mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: